Láminas de policarbonato o de vidrio: ¿Cuál es la mejor opción para su proyecto?

¿Estás buscando un aspecto transparente para ese proyecto de fin de semana? Pues bien, el vidrio no es la única opción.

Ahora se cuenta con plásticos especiales que entran como materiales alternativos al vidrio. Plásticos como las láminas de policarbonato, de las cuales aún se desconocen las ventajas que pueden ofrecer.

Y para eso estamos aquí, para darte una idea más amplia de lo que las láminas de policarbonato ofrecen.

Como una alternativa al vidrio se puede perfectamente recurrir al policarbonato, ya que la industria abordó el uso de este material para ser utilizado en lugar de los cristales, revestimientos superficiales, en la construcción de edificios y existe una gama especial para ventanas a prueba de balas.

Para el mundo de la construcción ha demostrado ser un material excelente debido a sus cualidades, como es el hecho de que es flexible, lo que permite realizar formas especiales mientras sigue siendo increíblemente duradero.

El policarbonato es un termoplástico en donde gracias a su resina sintética la cual contiene unidades poliméricas que están unidas a través de grupos carbonato, ofrecen características particulares, que hacen de este material el favorito para ciertos proyectos.

Por ejemplo, además de ser flexible, otra cualidad del termoplástico, en particular el policarbonato, es que es  aproximadamente 200 veces más fuerte que el vidrio.

Versiones especiales de láminas de policarbonato se utilizan en escudos para la fuerza policiaca o para efectos de protección en general.

A diferencia del vidrio, el policarbonato es mucho más ligero y manejable, esto también se transfiere a que es menos peligroso en cuanto a la hora de recibir un golpe.

cerramientos-en-policarbonato-doble-vidrio-o-aluminio-577601-mlu20376896968_082015-oPor lo tanto, al ser un material traslúcido, flexible, fuerte y resistente a temperaturas extremas, hacen que la industria voltee a ver y usar este material para sus proyectos.

Y como todo material que requiere inversión, hay que saber cómo protegerlo.

Si bien es un material muy fuerte, es posible que se raye.

Por otro lado, es susceptible a lastimarse con los limpiadores fuertes como la acetona y el benceno los cuales tienen ingredientes que fácilmente dañan la superficie del material.

Posiblemente una desventaja ante el vidrio es que si bien el policarbonato es muy duradero cuando se trata de impactos, ante los daños a su superficie es evidente el desgaste y ya no tan fácilmente se puede restaurar.

Por lo que ya no da ese aspecto agradable y es necesario realizar un cambio.

La buena noticia, es que gracias a la forma en cómo se fabrica, es posible reciclar este material para regresarlo a su estado base y así nuevamente hacer nuevas láminas de policarbonato para nuevos proyectos.

Actualmente existe toda una gama de colores, tamaños y hasta formatos.

Por ejemplo, existe la modalidad del policarbonato sólido, policarbonato celular, film de policarbonato sin mencionar la variedad de marcas que circulan en el mercado.

Así que si estas en busca del policarbonato “ideal” para tu proyecto, entonces busca a empresas especializadas  como lo es Plastitec, que tiene diversidad y experiencia para orientarte.